Encuestas vemos, Elecciones no sabemos

Durante este 2018 varios han sido los eventos económicos y/o políticos a lo largo del globo terráqueo que han generado tensiones en los mercados financieros y que han dificultado clarificar el rumbo de todos los activos en general.

En Latinoamérica, el tinte resulta ser más político que económico, ya que empezaremos a sumergirnos en un año electoral, el cual empezará en Colombia el 27 de mayo y con una posible segunda vuelta el 17 de junio. Así que en estos momentos en nuestro país nos encontramos en la recta final, en la cual los debates entre candidatos se han intensificado, tenemos actualizaciones de encuestas al menos una vez por semana y se empiezan a generar más alianzas con el fin de recaudar más votos de lo que se contaba al principio de la contienda. El panorama parecería estar resuelto y el país escogería entre 5 de 7 candidatos posibles y que según las encuestas se reducen a prácticamente 3, Iván Duque, Gustavo Petro y Sergio Fajardo o Germán Vargas, que se han alternado el tercer puesto en el podio. Sin embargo, nada estará dicho hasta que se tenga el veredicto final.

Nuestra opinión se centrará en la pareja ordenada que tengamos al final de la primera vuelta, si resulta ser I. Duque vs G. Vargas, la tensa calma en la que han estado los activos financieros en Colombia se acabaría y deberíamos volver a la sincronización global, si G. Petro va pelear en la segunda vuelta la presidencia del país, con cualquiera que sea su rival entraríamos a un escenario muy similar en el que estuvo Chile el año anterior con sus elecciones que se celebraron el 19 de noviembre (primera vuelta) y 17 de diciembre (segunda vuelta), en las que el candidato de izquierda se hizo presente en la segunda vuelta y el peso chileno sufrió una devaluación del 13.6% y la bolsa una caída del 19.7%, entre la primera y segunda vuelta. Sin embargo dicho movimiento se devolvió luego de que en la segunda vuelta el actual presidente, Sebastián Piñera, ganará los comicios electorales.

Para el resto de la región, aparte del saludo a la bandera reciente en Venezuela, tendremos un calendario bastante agitado que en cualquier momento puede separar a cada uno de nuestros países de la dinámica global. México el 1ero de julio, donde por ahora la tendencia política resultaría ser de izquierda con López Obrador encabezando las encuestas y Brasil el 7 de octubre que lo más fehaciente sería que la izquierda no se vea ni por las curvas, debido a que Lula da Silva no irá a la carrera presidencial.